Galardón (AMM013) otorgado a Alicia Morilla Massieu «U Liutru» Ferdinandea 2001 Catania, Italia

Galardon (AMM013) Galardon U Liutru 2001

ACCADEMIA FERDINANDEA
DE LAS LETRAS, LA CIENCIA Y EL ARTE
Catania – Italia

Galardonada Alicia Morilla Massieu por su Volúmen de Poesía «El Secreto del Arco Iris

«22 mayo 2001
Accademia FERDINANDEA di Scienze – Lettere ed Arti – Catania
Diploma Premio «U Liotru» di Catania
por mérito especial a su volumen de poesía
«El Secreto del Arco Iris»

Galardonada Alicia Morilla Massieu con el Premio «U LIUTRU» concedido por la Academia Ferdiinandea de las Ciencias, el Arte y las Letras, con Diploma por Mérito Especial a su volumen de poesía; «El Secreto del Arco Iris», en Catania, el 22 de mayo del año 2001.

Autora
© 2005, 2006, 2009 Alicia Morilla Massieu

ISBN: 978-1-4092-5841-4
Publicado en Morrisville (EEUU)

Introducción Carlos de Blasio

Ante todo debo hacer una reflexión.

Cuando Alicia Morilla Massieu me pidió -con su maravillosa sonrisa unas líneas para su libro -repito líneas,  ya que no soy un experto en estos menesteres-, mi primera reacción fue el no ser rotundo.

Su insistencia y buenas palabras me hicieron meditar sobre el sublime destino del poeta y el de la poesía.

Alicia es poetisa, nació poeta y ese bendito estigma la acompañará siempre sin liberarse jamás.

Hace tiempo la conocí -sin recordar en qué ocasión- y lo primero que me impactó fue su sonrisa sincera.

Posteriormente, al conocernos mejor, descubrí su amor por la humanidad, su bondad, su entrega a los demás, el no pertenecerse…

Todas estas -permítanme- etiquetas, están conectadas al sentimiento, a la poesía. Estas actitudes determinan en Alicia Morilla una cualidad ético/estética ante la vida, no siempre fácil, que le inspira originales y maravillosas poesías.

Quien por su naturaleza aprecia el arte de la poesía, se ve obligado a considerar la aventura de la vida con tolerancia y con ojos diferentes.

El bullir de la pasión poética le hace incapaz de guardar rencores, teniendo la ventaja de poseer un carácter abierto y brillante.

¿Quién no recuerda de la niñez la inigualable belleza del Arco Iris?

Alicia quiere hablar del secreto, de todos los colores, de las tonalidades y siempre, siempre, los sentimientos y la actitud humana son un secreto, un gran secreto.

Nos habla del amor, de la paz, de la naturaleza, del mar.

Nos aporta tanta sensibilidad… que recordamos aquellos lugares de nuestra juventud con triste nostalgia. Veo y leo su poesía con colores alegres, suscitando en mí lejanas añoranzas.

La poesía de Alicia Morilla nos debe hacer recordar palabras y sonidos que trasladan a un ambiente ya lejano, pero de felices y nostálgicos recuerdos.

Carlos de Blasio
Cónsul de Italia
Oficial de la República
El Secreto del Arco Iris

Introducción Julieta Martín

Como dijo recientemente el poeta chileno Gonzalo Rojas, “los poetas tenemos -como los niños- la disposición para asombrarnos”.

Creo que esta reflexión es la adecuada para hablar de los versos de Tomás Morilla Massieu y Alicia Morilla Massieu, donde el asombro por la vida es la constante de su poesía. Ser poeta no es una elección, surge de la necesidad de comunicar algo que quema en las entrañas y que desea ser compartido. Cuando sobreviene el momento de la creación, toda la calma se desborda para dar paso al nacimiento de una persona nueva, un nuevo poeta bautizado por sus nuevos versos.

Cada nuevo verso leído, cada nuevo libro editado completa un proceso del que el poeta es testigo mudo, pero también es el poeta el que recuerda, es la memoria del mundo en el que vive adoptado.

…un volver a empezar,
la consecuencia de dos caminos
que se unen,
transformando dos universos
en uno solo…

Fragmento de un poema
de Tomás Morilla Massieu

En estos versos extraídos de la poesía de Tomás Morilla Massieu, queda reflejado el pasado y el presente, el que vive el creador. Sin darse cuenta narra lo que, de otra forma, sólo sentirían unos pocos. Ésos que se asombran cuando observan sorprendidos que nada ha cambiado, que la pasión y la esperanza siguen siendo
el motor de los hombres o esos que se paran a tocar a sus amigos ante la frialdad en la que sucumbe el ser humano en las puertas del nuevo milenio.

El poeta encierra en frascos la ternura para que el lector descorche la botella a su gusto, esa es la libertad de la poesía.

…Por qué tengo
que ver caer
el agua de la noche
y no ver
que es un profundo
agujero en el espacio
donde todo es inmenso
infinito…

Fragmento de un poema
de Alicia Morilla Massieu

Alicia Morilla Massieu siente, y es esto un halago. La vida sentida es mejor que la vida deseada, porque el que desea nunca ve más allá de sus propios impulsos. Un amigo me comentó un día que los poetas son grandes egoístas porque siempre hablan de su propio dolor, pero yo creo que los poetas hablan del dolor de todos y, por eso creo que sólo la poesía puede entrar en las islas en las que se encierran los hombres.

Julieta Martín Fuentes
Periodista
Redactora de Cultura del Periódico
La Provincia y Diario de Las Palmas

Introducción Santiago Gil

A estas alturas de la historia una de las pocas cosas que nos salvan de la mediocridad y el mal gusto es la poesía, la buena poesía que se adentra en el descubrimiento del idioma y de los sentimientos hasta hacer que ambos congenien y se complementen de una forma mágica y elocuente. En medio de la impersonalidad que promueve a diario una aldea global que todo lo vuelve uniforme y todo lo emborrona, a uno no le queda más remedio que encomendarse al verso y a sus silencios.

No estoy diciendo con todo esto que haya que renunciar a Internet y a las nuevas posibilidades tecnológicas, pero sí que para que esas nuevas posibilidades se conviertan en puentes que unan y no en océanos que nos separen ha de haber un apoyo constante en la palabra y en la razón.

Alegra saber que el mismo idioma que utilizara Jorge Manrique, Garcilaso de la Vega o Góngora se mantiene vivo y poético en el Siglo XXI… En este caso en la poesía de Alicia Morilla Massieu y de Tomás Morilla Massieu, todo un clan entregado plenamente a las bellas artes y a la búsqueda de la belleza. Por todo ello también hay que celebrar que vea la luz un nuevo libro de versos, y hay que desear que éste encuentre en los lectores la misma pasión que estilaron sus escribanos en mañanas, tardes o noches de entrega literaria. Prometeo le robó el fuego a los dioses y nosotros convertimos esa llama divina en poesía como una forma de hacernos perdonar la afrenta. Y para que ese perdón nos sea concedido siempre es necesario que a toda hora y en todo lugar haya alguien manteniendo la llama encendida, rimando y buscando los sonidos de las palabras hasta convertirse en arte.

Decía Jaime Gil de Biedma, sin duda uno de los más grandes poetas de este siglo, que el juego de hacer versos -que no es un juego- es algo parecido al placer solitario que consiste en aprender a contar en renglones contados. Eso es lo que hace la autora de este libro, contar en renglones contados toda una vida…

Santiago Gil
Periodista

Enlace a la Edición Impresa
http://www.lulu.com/shop/alicia-morilla-massieu/el-secreto-del-arco-iris/paperback/product-5143517.html

Galardon (AMM013b) Galardon U Liutru 2001

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *