Libro (AMM029) «Ellos son como las olas… ¡Poesía!»

Libro (AMM029) Ellos son como las olas... ¡Poesía!

Autora
© 2015 Alicia Morilla Massieu

ISBN: 978-1-326-16683-0
Publicado en Morrisville (EEUU)

Introducción

Mi vida
La Saga continúa…

Tras el cristal de mi ventana, miro ese mar azul en calma, que me une con el Cielo, las nubes sonrosadas, parece un cuadro inacabado… su belleza es tal, que me quedo pensativa, mirando la lejanía, ahondando en mi mente, mis recuerdos, y hago un repaso leve de mi vida…

La felicidad me embarga, mis hijos: Alicia, Tomás, Marta, Miguel Ángel, Carolina y Pedro Luis, nietos; Fernando, Jorge, Marta, Jose, Ana, Aurora, Luis, Marc… lo más hermoso, lo sublime del camino recorrido…

Nuestros libros, de Tomás y míos, mi hijo Tomás, tu tío, al cual estaré Eternamente agradecida, porque ellos salieron a la luz gracias a él «Gracias hijo por todo»…

Caminamos en el mismo sendero… trabajar por la Humanidad y el Universo, en la Cultura, somos poetas, escritores, pintores, escultores… ese es el camino que hemos elegido, estamos muy contentos, felices, y también muy agradecidos por los reconocimientos que emocionados hemos recibido de nuestra querida Italia, nuestra segunda patria; Academias, Centros Culturales… a los que tanto amamos…

Carolina comenzando su andadura literaria, con su libro -muy bueno- “Si yo fuera libro”.

¡Ser madre! La dicha más grande…

Un día supe que traer un hijo al mundo… es la mayor satisfacción de tu vida, es, algo sublime ¡un gozo tan grande! …que no se puede explicar, es tener a ese ser tan pequeñito, esa alma tan pura, que depende de ti desde que nace, en su niñez y adolescencia… hasta que vuelan solos y emprenden el viaje de sus vidas… y tú muy feliz de verlos partir, mientras disfrutas de ellos, como una flor que va creciendo…

Una madre, da la vida por sus hijos, es capaz de los mayores sacrificios por ellos, ni siquiera son sacrificios, porque el amor es infinito… para ella, no hay horarios, ni vacaciones, ni descanso… Si enferman, estará a su lado sin separarse, cuidándolos, velándolos… Si fuera necesario, y aunque su padre está, les da todo su cariño, ella, es la antorcha de sus vidas, vigila, está siempre atenta.

Cada uno ocupa un lugar en su corazón, no hay preferencias.

El corazón de una madre es muy grande, es el mapa de su vida…

Me casé muy enamorada del abuelo Tomás. Mi vida no ha sido un camino de rosas. Muchas piedras en el… sufrimientos, sinsabores, sobresaltos, angustias de un futuro incierto… junto a Tomás, tu tío. De tener los ojos cerrados a «la verdad», esta palabra pura, limpia, donde todos alrededor sabían… ¡que triste sentirme tan sola! …desamparada, con seis hijos pequeños. Ellos, lo tendrán en sus conciencias. Yo, ya les he perdonado, ese es el secreto del Ser ¡el perdón!

¿Fue necesario tanto sufrimiento?

Quizás… no.

Pero todos estos acontecimientos, me hicieron más fuerte, valiente, para afrontar la vida.

La fe en Dios inquebrantable de mi interior, la fuerza y la valentía me hizo afrontarlo todo con alegría y un profundo amor hacia los míos, mi marido Tomas, y mis hijos.

Con esta pequeña historia, quiero decirles que de todas las dificultades se sale -en los momentos difíciles- con amor, esperanza, fe y fuerza.

Un día, el más hermoso, vienen los nietos, no se puede explicar con palabras la dicha de tenerlos.

¡Abuela! ¡Que palabra tan bonita! Me encanta que me llamen así, me da escalofríos de emoción cuando la escucho, se me llenan los ojos de lágrimas, de alegría.

Son ustedes mis nietos creadores; Fernando, Jorge, Pablo, Marta, Jose, Ana, Aurora, Pablo, Marc… a los que adoro con todo mi corazón, y como les digo siempre;

“Mi amor es tan grande y tan inmenso… cabe la mar en mi brazos y aún los sigo queriendo… más allá, hasta el infinito…

Tu abuela Alicia

Enlace a la Edición Impresa
http://www.lulu.com/shop/alicia-morilla-massieu/ellos-son-como-las-olas-poes%C3%ADa/hardcover/product-22060726.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *